El estilo MINI

El estilo MINI para triunfar en Montecarlo y el Dakar.

MINI lleva el espíritu deportivo y la competición en sus genes. A John Cooper le fascinó este modelo desde su lanzamiento, convencido de que el concepto del MINI, creado por Alec Issigonis en 1959, era una buena base para un coche ganador. Pequeños en tamaño pero gigantes de corazón, los MINI siempre han destacado por el placer de conducción que transmiten. Y esto se ha traducido en numerosos éxitos en competición en los más diversos terrenos.

El espíritu MINI ha permanecido inalterado a lo largo de la historia y todos sus modelos han conservado el tacto de conducción “de kart”. Ese comportamiento, agilidad y relación tamaño-prestaciones han convertido a los MINI de todas las épocas en coches de competición muy eficaces.

La historia reciente de MINI en competición está ligada al Rally Dakar. Al igual que sucedió en los rallies del mundial o en el europeo de turismos, los vehículos de la marca han demostrado su competitividad, robustez y fiabilidad; y han conquistado los desiertos siendo fieles al estilo MINI. La marca venció en esta prueba en cinco ediciones consecutivas (entre 2011 y 2015) con el Mini All4 Racing. Y ahora afronta el reto del Dakar con dos coches muy diferentes y que interpretan el estilo MINI, cada uno a su manera: los Mini John Cooper Works Buggy y Mini John Cooper Works Rally.

Antes de que existiera el Dakar, MINI hizo historia en el Rally de Montecarlo

Los inicios de MINI en competición están ligados al nombre “John Cooper Works”, que también es el apellido de los actuales modelos de competición y de altas prestaciones de MINI. John Cooper fue un preparador de coches de carreras, fundador de la compañía Cooper Car Company y creador de los primeros MINI de competición.

Pat Moss (GB) logró la primera victoria con un Mini 850 en el Rally Nacional Mille Miglia de 1959. Cinco años después, el pequeño utilitario alcanzó la gloria y subió a lo más alto del podio en el Rally de Montecarlo, con Paddy Hopkirk como piloto. Fue un éxito tal, que hasta los Beatles le mandaron un cariñoso telegrama y una foto firmada en la que ponía: “Ahora eres uno de los nuestros, Paddy”. Fue el inicio de una era gloriosa para MINI en competición. En 1965 el Mini Cooper regresó a Montecarlo para volver a ganar, esta vez con Mäkinen y Paul Ester al volante. Y en 1967 Aaltonen y Liddon se impusieron de nuevo, logrando un total de tres victorias en cuatro años.

A estos triunfos hay que sumar victorias en otros prestigiosos rallies, como el Rally Acrópolis (Grecia), Rally de Gran Bretaña o el Rally de 1000 Lagos (Finlandia). Y en 1965, el “Profesor de los Rallies”, Aaltonen, también ganó el Campeonato de Europa de Rallies, con Tony Ambrose (GB) y Mäkinen segundo y tercero, completando un triplete para MINI. Más allá de los resultados, MINI siempre ha mostrado un carácter innovador y sus modelos han gustado por igual a hombres y mujeres. Pat Moss, hermana de Stirling Moss, ganó el Rally de los Tulipanes de 1962 al volante un MINI Cooper.

Un pequeño automóvil, originalmente concebido como vehículo económico y de bajo consumo, se transformó en el coche deportivo del ciudadano común; y se convirtió en leyenda de la noche a la mañana. La década de los sesenta fue el decenio del MINI, mucho más allá de las competiciones oficiales. Ningún otro coche a la venta permitía disfrutar más de la conducción en tan poco espacio y por tan poco dinero. Y ese espíritu ha permanecido en el tiempo: para Aaltonen, uno de los héroes de aquella época dorada en los rallies,"las dos generaciones del MINI se diferencian del mismo modo de los demás coches: son extremadamente manejables y responden de inmediato a los giros del volante”.

En 2011, ya dentro del Grupo BMW y con un vehículo desarrollado en conjunto con Prodrive, MINI regresó a los tramos de rallys más famosos del mundo… y volvió a subir al podio del Rally de Montecarlo, con Dani Sordo al volante. Esa temporada  también se consiguió otro segundo puesto en el Rally de Francia y un tercero en el Rally de Alemania. Un año después, Luis Monzón se proclamó Campeón de España de Rallies de Asfalto pilotando un MINI.

El exitoso asalto al Dakar

En el año 2011, el equipo X-Raid decidió apostar por un innovador vehículo para ir a por la victoria en el Dakar: el Mini All4 Racing. En esta primera participación, a modo de prueba y desarrollo, el equipo alemán solo inscribió un coche, que sería pilotado por el francés Guerlain Chicherit y que destacaba por su maniobrabilidad, según Sven Quandt.

Tras aquella primera incursión en el Dakar, MINI evolucionó su vehículo hasta convertirlo en una máquina ganadora. En el Dakar de 2012 se venció en diez de las catorce etapas disputadas y el equipo formado por Stéphane Peterhansel y su copiloto Jean-Paul Cottret se alzó con el triunfo final. El éxito fue total, pues Nani Roma y su copiloto Michel Pèrin completaron el doblete de la marca y nada menos que cinco MINI se clasificaron entre los diez primeros del Dakar.

Ese triunfo marcó el inicio de otra época dorada de la marca, como la vivida en los rallies de los sesenta. Los MINI del Dakar conservaban el tacto de conducción “de kart”, llevado a una nueva dimensión con el sistema de tracción total MINI ALL4. La racha triunfal de MINI en el rally raid más duro del mundo comprendió las victorias en las ediciones de 2013 (Peterhansel/Cottret), 2014 (con un histórico triplete con el español Nani Roma a la cabeza, seguido de Peterhansel y de Nasser al-Attiyah) y 2015, con Al- Attiyah junto a su copiloto Mathieu Baumel, que cerró este ciclo victorioso de cuatro triunfos consecutivos.

Desde entonces, MINI y X-Raid han continuado participando en el Dakar año a año, mejorado su vehículo de competición e innovando con toda la experiencia recogida. En 2018 se puso a prueba el nuevo MINI John Cooper Works Buggy, una nueva interpretación de la esencia MINI, que Carlos Sainz, Stéphane Peterhansel y Cyril Despres pilotarán en el Dakar de este año.

Además de ellos, cinco MINI John Cooper Works Rally, cuya competitividad ha quedado demostrada cada temporada y con la victoria en la Copa Mundial de Rally Cross-Country de la FIA de 2018,  tomarán parte en el próximo Dakar. Nani Roma, Jakub “Kuba” Przygonski, Yazeel Al-Rajhi, Orlando Terranova y Boris Garafulic será la formación de pilotos que completa la ofensiva de MINI para el Dakar 2019.

MINI en competición: más que rallies

Aunque MINI ha conseguido sus grandes éxitos en el automovilismo deportivo en los rallies y el Dakar, la marca también ha estado muy presente en circuitos de todo el mundo. En 1964, Warwick Banks ganó el Campeonato Europeo de Turismos (ETCC) pilotando un BMC Mini Cooper S. Y en 1968, John Rhodes y John Handley se llevaron, respectivamente, las divisiones 2 y 3 de este certamen con un Morris Mini Cooper S.

Durante la década pasada se creó en varios países (Alemania, Brasil, Australia, Chile, China y España) la copa MINI Challenge y a día de hoy algunas de ellas se siguen celebrando.

MÁS NOTICIAS