Dakar 2019 | El corazón turbo de los MINI del Dakar

Dakar 2019 | El corazón turbo de los MINI

El motor diésel de seis cilindros de BMW Group ha sido la columna vertebral de los MINI del Dakar .Su fiabilidad y eficiencia, han sido clave en las cuatro victorias consecutivas de MINI en el Dakar (2012-2015) y en los cuatro campeonatos de la Copa Mundial de la FIA, el último de ellos, en 2018. Este motor ha sido actualizado para los MINI JCW Rally y MINI JCW Buggy 2019, con importantes mejoras que han permitido aumentar su potencia y prestaciones.

El motor ha supuesto la actualización más importante de los MINI JCW Rally y MINI JCW Buggy que compiten en el Dakar 2019. Basado en el propulsor de producción BMW 50d, la principal mejora es la adopción de un sistema de turbocompresor completamente nuevo. El motor de 2018 empleaba una tecnología de doble turbo, que ha sido actualizado por un turbo único de geometría variable. Este cambio ha provocado actualizaciones en diversos elementos, empezando por los sistemas de inyección y de escape. También se han revisado los intercooler, que ahora están refrigerados por aire en lugar de por líquido; el sistema de admisión de aire y los actuadores eléctricos del turbo.

Los nuevos MINI JCW Rally y MINI JCW Buggy han podido aumentar en un milímetro el tamaño de la brida de restricción, pues el reglamento permite que este restrictor sea de 39 mm en los coches que emplean un turbo único (de 38 mm. en los coches con varios turbos).

Con las nuevas especificaciones, el seis cilindros en línea diésel de tres litros entrega 350 CV a 3.500 rpm y una impresionante cifra de par: 770 Nm a 2.150 rpm. Con esta potencia, los MINI JCW Rally y MINI JCW Buggy son capaces de alcanzar 190 Km/h en las pistas del Dakar.

Cada motor destinado al coche del Dakar se monta a mano en BMW Steyr. Sólo se utilizan piezas de serie, que se calibran antes del montaje para un perfecto equilibrio de pesos. Antes de cada Dakar, se instala un nuevo motor en cada unidad MINI John Cooper Works Buggy, que luego se emplea durante toda la temporada gracias a su robustez y fiabilidad.

Para Sven Quandt, “el año pasado estábamos por detrás de los coches de gasolina en potencia y velocidad máxima, pero este año deberíamos estar a la par con ellos en estos aspectos”. A Stéphane Peterhansel el nuevo motor le “impresionó mucho después de la primera prueba, por su potencia y par”.